La gestión de la corrupción en las empresas del IBEX 35

Compromisos y políticas pero información anecdótica sobre los procedimientos de gestión

Las empresas del sector de la construcción, con una alta contratación pública, son las que obtienen las puntuaciones más bajas.

Iberdrola, Endesa y Repsol son las mejores del estudio, pero la calidad de la información no alcanza el 2 sobre 4 de la escala de valoración.

De las 13 de las 35 del IBEX que cuentan con una política pública específica en materia de corrupción, sólo 1, Grifols, incluye los aspectos materiales desde el punto de vista de corrupción.

 

Madrid, 13 de junio. La información que las empresas del IBEX35 publican sobre cómo hacen frente a la lucha contra la corrupción se considera anecdótica (una valoración global de 0,62 sobre 4), según el estudio “La gestión de los riesgos de corrupción en las empresas del IBEX 35. Análisis de la calidad de la información en el ejercicio 2016“, que presenta hoy el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa.

En la última década, la lucha contra la corrupción ha adquirido importancia como una de las cuestiones más relevantes en términos de responsabilidad social empresarial al lado de los derechos humanos, la protección medioambiental, los derechos laborales y otros asuntos de relevancia social. Puesto que son diversos los factores que pueden ser generadores de riesgos de corrupción en el sector privado, las empresas, además de contar con compromisos y políticas, deben contar con procedimientos específicos para gestionarlos adecuadamente e informar de manera transparente sobre los mismos. El estudio del Observatorio de RSC pone de relieve que las empresas del IBEX 35 pese a que cuentan con compromisos y políticas en materia de lucha contra la corrupción, no aportan información sobre procedimientos de gestión de los riesgos de corrupción a los que se enfrentan en su ámbito de actividad.

Aspectos relacionados con las interferencias con el ámbito político (gestión de la actividad de lobby, financiación a partidos políticos, puertas giratorias), la independencia de los consejeros y de la auditoria legal, los canales de denuncia y las operaciones en paraísos y nichos fiscales, entre otros, son vías útiles de lucha contra la corrupción en el sector privado pero al mismo tiempo pueden ser factores de riesgos que deben ser gestionados. 

 

La independencia de los consejeros, en el punto de mira

Pese a que su función es proteger a los accionistas minoritarios y a otros terceros externos de la compañía y deben ser un mecanismo de control efectivo de posibles conductas fraudulentas por parte de los ejecutivos y accionistas de control, en la mayoría de las empresas es difícil determinar su verdadera condición de independientes.

  • 16 de las empresas del IBEX 35 no tienen mayoría de independientes en el consejo.
  • Ninguna empresa contempla que la elección del consejero independiente deba contar con el acuerdo de los accionistas minoritarios representados en la Junta General de Accionistas.
  • Solamente tres de las empresas cuentan con al menos un consejero independiente procedente de ámbitos ajenos al mundo de la empresa y con amplios conocimientos y experiencia en integridad corporativa.
  • Solo Indra establece una duración del cargo por debajo de los 12 años, límite que establece la Ley de Sociedades de Capital.
  • La remuneración media de los consejeros independientes de 6 empresas superó la media anual del IBEX 35 en el ejercicio 2016, que fue de 175.000 euros: Inditex (230.000 euros), Endesa (246.000€), Banco Santander (271.890€), BBVA (295.880€), Repsol (319.500€) e Iberdrola (343.180€).

 

La gestión de la actividad de lobby, la financiación de partidos políticos y las puertas giratorias, constantes interferencias entre el sector privado y el poder político.

La actividad de lobby conlleva una serie de riesgos de corrupción asociados, del mismo modo que ocurre con la financiación de partidos políticos o con las puertas giratorias, pueden ser mecanismos empleados para obtener regulaciones favorables en una determinada materia. Ninguna de las empresas del IBEX 35 informa de manera clara sobre cómo gestiona estas cuestiones en todos los países en los que mantiene actividad. Además:

  • 21 de las empresas del IBEX 35 contaban con consejeros en los consejos de administración durante el ejercicio 2016 que habían ocupado cargos de responsabilidad política en los diez años antes de su nombramiento. 17 de ellos independientes.
  • Pese a que 27 empresas del IBEX 35 informan sobre su posición en relación a las aportaciones a partidos políticos, solo 2 (Acciona y Red Eléctrica) lo hacen extensivo a sus fundaciones dependientes y a candidatos.
  • Solamente 2 empresas (Abertis y Enagás) informan sobre un sistema interno de gestión de su actividad de lobby.

 

Paraísos y nichos fiscales, el elemento necesario en muchas tramas de corrupción

Hay una estrecha relación entre la operativa a través de paraísos fiscales y las actividades ilícitas derivadas de prácticas corruptas o malas prácticas mercantiles. El 75% de los casos de corrupción a nivel internacional se produce a través de empresas registradas en paraísos fiscales. En global, el número de filiales en paraísos y nichos fiscales de las empresas del IBEX 35 se mantiene y apenas avanza la información sobre la actividad desarrollada o sobre el impuesto de sociedades pagado en estos territorios.

  • Se han identificado 380 sociedades domiciliadas en paraísos y nichos fiscales en el ejercicio 2016. De las cuales, 1.099 sociedades son de tipo financiero o ha sido imposible identificar una actividad de tipo productivo y/o comercial.
  • Delaware, un año más, sigue siendo el nicho fiscal más utilizado con 515 filiales, un 37% del total. Le siguen Holanda, Irlanda, Luxemburgo, y Hong Kong.
  • 4 empresas destacan por ser las que mayor presencia tienen en paraísos y nichos fiscales. Banco Santander (349), ACS (197), ArcelorMittal (128) y Repsol (97).

 

Independencia de la auditoría legal

La labor de las auditoras ha sido ampliamente cuestionada tras los fallos en la detección de problemas y de agujeros contables en las cuentas de algunas empresas. Por ello es relevante que las empresas informen cómo garantizan la independencia de la auditora. Los aspectos que generan mayores riesgos para la independencia tienen que ver con la duración de la relación, el proceso de selección o los ingresos por servicios distintos a la auditoria legal.

  • 5 empresas llevaban trabajando más de 10 años con la misma empresa de auditoría: Banco Popular (35 años), Banco Sabadell (34 años), Técnicas Reunidas (28 años), Gas Natural Fenosa (26 años) y DIA (25 años).
  • Ninguna de las 35 empresas prohíbe la contratación de otros servicios diferentes a los de auditoría legal con la misma empresa auditora. Sin embargo Telefónica es la única empresa del IBEX 35 que, a pesar de no prohibirlo expresamente, si lo hace en la práctica.
  • En 2 empresas la facturación de la empresa auditora por servicios distintos a la auditoría legal superaron el 50% del total facturado. Acciona (59%) y Aena (51%). Además casi en un tercio de las empresas del IBEX 35, los ingresos por servicios distintos de la auditoría legal suponen más del 40% de la facturación total.
  • Solo 4 empresas de las 35 (Enagás, Iberdrola, Merlin Properties y Telefónica), aportan información detallada de los servicios contratados, es decir, conceptos e importes.

Un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies