Llamamiento conjunto sobre la Directiva de datos abiertos y la transparencia de la propiedad de las empresas

Con motivo del Día Internacional contra la Corrupción (9 de diciembre) 101 organizaciones, entre ellas el Observatorio de RSC, piden a la Comisión Europea y a los gobiernos nacionales que actúen para garantizar que los registros de empresas, incluidos los datos de propiedad y estructura corporativa, sean de libre acceso y se publiquen en formato de datos abiertos.

 

 

En una declaración conjunta sobre la Directiva de datos abiertos y la transparencia de la propiedad de las empresas, organizaciones líderes en transparencia, lucha contra la corrupción y datos abiertos, junto con periodistas de investigación de toda Europa, han enviado una carta abierta a Thierry Breton, Comisaria de Mercado Interior, y Vera Jourová, Vicepresidenta de Valores y Transparencia, preocupadas por la amenaza de reducir el acceso a los registros de empresas a datos muy básicos, sin los nombres de los propietarios, cuando la UE acuerde los detalles de la aplicación de la Directiva de Datos Abiertos de 2019.

La información de propiedad de la empresa de alta calidad y fácilmente accesible es esencial para llevar a cabo la debida diligencia adecuada sobre posibles empresas fraudulentas o falsas, y por lo tanto es esencial tanto para los gobiernos como para otras empresas que operan en el espacio europeo.

El público, incluidos los periodistas y las organizaciones de la sociedad civil, desempeñan un papel fundamental en la exposición de la corrupción y los malos acuerdos, por lo que deben tener pleno acceso a los datos abiertos de propiedad de las empresas para que los registros de empresas de la UE sean eficaces.

Esta carta está en línea con la quinta Directiva de la Unión Europea Contra el Blanqueo de Capitales (AMLD5), que ya se ha comprometido a abrir los registros de beneficiarios efectivo de las empresas, y los Estados miembros están actualmente transponiendo esa Directiva y estableciendo esos registros. Ya se han establecido normas en el Reino Unido y Dinamarca y la información de estos registros de empresas se encuentra disponible como datos abiertos.

Por otro lado, la preocupación de que la apertura de los datos de la empresa tenga un coste asociado para los registros de empresas nacionales, no es fundada porque, al final, el coste de publicar esta información esencial es mínimo en comparación con los ahorros económicos significativos y los incalculables beneficios sociales que se deriven de evitar el fraude y la corrupción.

Los firmantes de la carta piden que la siguiente información sobre la estructura y la propiedad de la empresa se haga pública en virtud de la Directiva sobre Datos Abiertos:

  • Nombre del propietario de la empresa;
  • Mes y año de nacimiento;
  • Nacionalidad;
  • Identificador del propietario;
  • Nombres de los accionistas;
  • País de residencia de los accionistas/propietarios;
  • Estado de insolvencia de la empresa;
  • Todas las actualizaciones de la información presentada, incluida la fecha de la actualización más reciente.

La carta concluye que la Comisión Europea y los Estados miembros deberían garantizar la publicación completa de la información sobre las empresas y la propiedad de las empresas como un conjunto de datos de alto valor en la aplicación de la Directiva de Datos Abiertos, bajo una licencia verdaderamente abierta y sin restricciones adicionales.

Artículos relacionados